ESCALADA EN EL GORRO FRIGI (VÍA CARLES)

Escalar en Montserrat nunca defrauda. Las formaciones singulares de sus paredes de conglomerado junto con el entorno que las rodea, aportan un toque onírico a cualquier escalada llevada a cabo en éste santuario de roca. En esta ocasión elegimos escalar el Gorro Frigi por la Vía Carles. Abierta por Agustín Cardona en el 87 es una ruta de grado fácil, roca estupenda y con bastante ambiente vertical.

¿Cómo llegar?              

Llegar al Monasterio de Montserrat. Se puede dejar el coche, antes de entrar al parking del monasterio, en una explanada que suele estar ocupada. Si no dejarlo en el parking del monasterio pagando.

 Aproximación

Existen varias posibilidades de aproximarnos a los Gorros.

  1. La más cómoda es coger el funicular de San Joan que sale desde el monasterio y nos deja en la estación superior. De aquí seguiremos el camino a San Jeroni (dirección a los Gorros que se divisan desde la estación superior) y en unos 10´ estaremos a pie de Vía Carles. El único inconveniente es pagar la tarifa (hay descuento a federados) del funicular y tener presente el horario de cierre si queremos bajar de nuevo en este medio de transporte.
  2. La segunda opción es coger el camino que sale cerca del monasterio y que lleva a la Ermita de San Miquel y sigue hacia la estación superior del funicular. Después seguir las indicaciones de la primera opción.
  3. La tercera opción es coger las empinadas Escaleras de los Pobres que salen desde la fuente del Miracle. Pasaremos por el paso de los franceses en dirección a la Ermita de Santa Ana. Desde aquí seguir hacia la estación superior del funicular y coger un atajo que nos dejará en el camino de Sant Jeroni. Esta opción es más recomendable para la bajada ya que para subir (si no se conoce) puede ser un poco lioso.

Descripción de la Vía Carles

Una vez en la base del Gorro Frigi y situados en la pasarela podemos localizar fácilmente el inicio de la ruta gracias a una cruz de metal situada en la pared a unos metros del suelo. Nos colocaremos unos metros a su izquierda en la pasarela y localizaremos en primer parabolt pintado de verde y situado algo alto. La Vía Carles está totalmente equipada con parabolts de color verde que ayudan a marcar el recorrido. Aunque la pintura en algunos seguros no se distingue muy bien el recorrido no tiene pérdida y es muy intuitivo además de contar con alguna pequeña marca verde que nos puede ayudar a no embarcarnos. Las reuniones están equipadas con parabolt y argollas por lo que en todo momento podremos abandonar la vía. El tercer largo, acotado de V, no presenta mayores dificultades que las de un pequeño desplome con canto bueno. El resto de la ruta goza de buenos agarres y algún que otro aleje sobre presas buenas. La calidad de la roca es excelente y el paso de tantas cordadas no parece haber afectado a la adherencia del conglomerado de esta ruta de calidad.

Vía Carles

Descenso

La opción que tomamos nosotros nos dejó en el suelo en dos sencillos rápeles llevando dos cuerdas de 60 m. Llevando cuerda simple de 70 se deberá realizar un tercer rápel. Una vez en la cima descenderemos ligeramente hacia el sureste (dirección contraria de donde venimos y ligeramente a la izquierda) y fijarnos bien abajo a la izquierda hasta ver un primer rápel de unos 20 m. El segundo en unos 50 metros llegamos fácilmente al suelo. Existe la posibilidad de bajar de una sola tirada pero es peligroso ya que hay que rapelar con tendencia a la izquierda (canal/diedro) para llegar al suelo, porque recto las cuerdas no llegan abajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *